No Hay Derecho CGT-CAT

Protección de Datos da la razón a CGT-CAT sobre los justificantes médicos

MADRID INSS

En septiembre, CGT-CAT informó a la Agencia Española de Protección de Datos acerca de las instrucciones dictadas por la DP de Madrid sobre justificantes médicos. Aunque posteriormente la DP rectificó y retiró esas instrucciones, ahora acabamos de recibir el informe de AEPD sobre la ilegalidad de dichas instrucciones.

El pasado mes de septiembre la Dirección Provincial de Madrid dictó unas instrucciones sobre los justificantes a presentar cuando una trabajadora o trabajador tuviera que acudir a consulta médica bien por motivos propios o bien para acompañar a un familiar directo. En concreto, pretendía que cuando se tratara de acompañamientos a consultas médicas a familiares hasta 2º grado, RRHH “Sólo se concederá por el tiempo necesario, y si es para acompañar a un menor, o a un familiar (cónyuge, ascendientes o descendientes) mayores de edad que por su patología, sea recomendable el acompañamiento” arrogándose que la patología fuera valorada por el médico de empresa que decidiría si la ausencia está o no justificada.  

Como ya denunciamos en septiembre, no es legal que datos especialmente protegidos como son todos los relacionados con la salud y de personas que para más gravedad no son trabajadoras del INSS sean conocidos por la Dirección Provincial y sometidos a valoración por los médicos de empresa.

La primera reacción de la Dirección Provincial, en vez de rectificar y retirar esa instrucciones, fue ratificarse en las mismas y atacar a CGT-CAT tachando nuestra denuncia pública de sus abusos de “inexacta”. La DP prefirió -en vez de reflexionar sobre nuestros argumentos y rectificar- disparar sobre el mensajero.

En vista de la cerrazón y huida hacia delante de la Dirección Provincial decidimos elevar una consulta a la Agencia Española de Protección de Datos para que nos aclarará sobre la legalidad o no de estas instrucciones. 

Al mismo tiempo iniciamos la vía sindical para frenar este atropello convocando al resto de sindicatos de la Junta de Personal para dar una respuesta conjunta. La JP solicitó reunión con la Dirección Provincial donde todos los sindicatos (con mayor o menor firmeza) nos posicionamos en contra de estas instrucciones. 

El resultado de ambas iniciativas, elevarlo a Protección de Datos y llevarlo como JP, fue que la Dirección Provincial acabara retirando esas instrucciones. 

Meses después (las cosas de palacio van despacio) hemos recibido el informe del Gabinete Jurídico de la Agencia Española de Protección de Datos, con fecha de 18 de febrero, donde se daba respuesta a la consulta que en su momento elevamos. Y este informe ratifica punto por punto lo que en su momento denunciamos: que la Dirección Provincial se estaba extralimitando en el control de las ausencias por enfermedad grave de familiares directos y que su pretensión de que los servicios médicos de la DP valoraran la gravedad de la patología de nuestros familiares colisionaba con la protección de datos

En su informe la AEPD plantea claramente “…dicho precepto no autoriza al órgano de la Administración en que el empleado público preste servicios, a valorar la gravedad de la enfermedad, ni a conocer otros datos de salud a la mera existencia de la situación de enfermedad grave o de necesidad de asistencia” o que “…por parte de los servicios de personal dependientes de la administración…no será adecuado ni pertinente y se considerará excesivo que conozcan cualquier información referente al concreto estado de salud de las personas con las que le trabajador tenga una relación de parentesco o de hecho”. Y por último y de manera rotunda “…el órgano que tramite el permiso no tiene derecho  conocer las circunstancias concretas de la enfermedad, en particular el nombre y tipo de enfermedad. Tampoco es competente para valorar la gravedad de enfermedad, otra cosa es que para la concesión del permiso deba obtenerse un justificante médico de ingreso de familiar que indique que la enfermedad es grave; en caso de que tal informe médico no reúna los requisitos básicos no podrá tramitarse y en su caso concederse el permiso”. Justo lo que CGT-CAT denunció y que la Dirección Provincial, utilizando una Nota OFIM, tachó de “inexacto”. Pues al final no parece que lo fuera. 

La Dirección Provincial tiende a hacer una interpretación restrictiva de los derechos laborales. Parece que pretende ser más papista que el papa y recortar todos los derechos que pueda, aunque, en este caso, se haya pasado de frenada. Lo estamos observando en otras cuestiones actualmente como en su pretensión de recortar vacaciones cuando un compañero o compañera disfruta de una licencia sin sueldo. Nos parece una política equivocada que lo único que logra es enturbiar de manera gratuita el clima laboral además de obligarnos como sindicato a adoptar iniciativas contra medidas que no se sostienen legalmente. Ya llevamos, como emplead@s public@s, bastantes agresiones por parte del gobierno (en el salario, la acción social, I.T., vacaciones…) como para que la Dirección Provincial genere más problemas de manera gratuita.

 

 

Deja un comentario