No Hay Derecho CGT-CAT

Carta de un funcionario de Seguridad Social a Toxo por el apoyo del representante de ese sindicato al recorte de las pensiones

Post by relatedRelated post

toxo

Sr. Ignacio Fernández Toxo

Secretario General de Comisiones Obreras

Presidente de la Confederación Europea de Sindicatos

Estimado señor:

Me dirijo a Vd. en relación a la Declaración que ha realizado con fecha 11 de Junio la Comisión Ejecutiva que Vd. Preside y los Secretarios/as Confederales en relación “al debate abierto por el informe de las pensiones”.

En ella afirman que la presencia en la Comisión de expertos del Coordinador del Gabinete Económico de CC.OO. “ no era como representante del Sindicato y que pretendían evitar posiciones cerradas que impidiesen cualquier negociación posterior”  También que su presencia “ha permitido que no se cambie sustancialmente la naturaleza de nuestro sistema de reparto”, “ que el sistema se garantice por la mejora de los ingresos y que las decisiones…se tomen en el Pacto de Toledo y en el diálogo social”.   Asumen que la presencia de este señor es un error y que el Sindicato no se siente reflejado ni se vincula a la posición que defiende el informe”.

En otros puntos señalan que “la reforma que promueve el Gobierno no es necesaria”, que CCOO en ningún caso avalará medidas que supongan una reducción de las pensiones presentes y futuras”, así como que “CCOO siempre ha estado comprometida con la viabilidad de nuestro sistema público de pensiones como hemos demostrado suscribiendo todos los acuerdos que se han negociado hasta la fecha….”  emplazando al Gobierno a establecer….” un diálogo social.” ( Las negritas son mías).

Empezaré por la primera premisa y la mayor.   Situar a una persona en una Comisión de Expertos para el “análisis del sistema de pensiones públicas” en el que la mayoría de sus integrantes han pertenecido o tienen vinculaciones directas con aseguradoras, bancos y entidades que invierten en fondos de pensiones o los gestionan directamente con la creencia de que puede influir en los intereses de los mismos, me parece una ingenuidad supina.     Meter a una gallina en un corral de zorros para convencerlos de la necesidad de que no maten muchas gallinas es un cuento moralizante.

Solo que no les supongo:

1.-   Que sean tan ingenuos.

2.-  Que pretendan hacernos creer que un cualificadísimo miembro de CC.OO. esté en esa clase de reunión a título personal.

3.-   Que en un asunto de trascendencia capital para todos los trabajadores españoles este Coordinador de CCOO vote sin que el Secretario General de ese Sindicato no conozca el sentido del voto me parece imposible y, por supuesto, irresponsable.    Si así hubiese sido caería por su propio peso el argumento que esgrimen de “ que pretendían evitar posiciones cerradas que impidiesen cualquier negociación posterior”.   Luego, por sus propias declaraciones se evidencia que actuaba en nombre del Sindicato y que en realidad esperan una futura negociación sobre las pensiones.    No hace falta más.   El Coordinador actuaba en nombre de CCOO y votó a favor del informe, con el consentimiento, en mi opinión, del Secretario General.  No, Sr. Toxo.   No ha sido un error, ha sido una colaboración más de ese Sindicato con las estructuras de poder a las que se encuentra atado.   Sobre esto último puede Vd. darnos muchas explicaciones. Y debería darlas.   Es posible que CCOO se liberara y pudiera volver a ser un referente fundamental en la lucha de la clase trabajadora.

 4.-   Decir que su presencia “ha permitido que no se cambie sustancialmente la naturaleza de nuestro sistema de reparto” además de un engaño es un añadido inútil al papel mísero que CCOO se ha avenido a realizar con su participación en esta Comisión, argumentado que “un representante” de la clase trabajadora influyó en algo.    El resultado de la eficacia de las opiniones de su representante en el documento final de la Comisión lo deja bien claro.   Las conclusiones del documento,   de nuevo,  son un ataque frontal a los derechos de los trabajadores presentes y futuros y muy mal se defiende esos derechos con estas actuaciones.   Además, un ruego Sr. Toxo:  no nos tome por tontos.    Los trabajadores sabemos interpretar muy bien los textos, las realidades y las actuaciones de los poderes políticos y económicos, incluso leyendo entre líneas.

5.-   Ante esta secuencia participativa que Vd. expone en la Declaración decir ahora “que el Sindicato no se siente reflejado ni se vincula a la posición que defiende el informe “ de nuevo es tomarnos el pelo.   Por ya dicho no me extenderé más en esa línea, pero Sr. Toxo, haberlo Vd. pensado antes o SIMPLEMENTE PODÍAN HABER VOTADO EN CONTRA puesto que en contra de los intereses de los trabajadores va el sentido del informe.   Por cierto trabajadores que Vd. dice defender y afiliados a ese Sindicato que, les supongo, por lo acontecido,  no representados o , peor aún, negativamente representados.

 6.-   Cuando dice  que “CCOO en ningún caso avalará medidas que supongan una reducción de las pensiones presentes y futuras”, así como que “CCOO siempre ha estado comprometida con la viabilidad de nuestro sistema público de pensiones como hemos demostrado suscribiendo todos los acuerdos que se han negociado hasta la fecha….”  emplazando al Gobierno a establecer….” un diálogo social” hay que matizar sus afirmaciones.

Decir que han suscrito todos los acuerdos negociados hasta la fecha, Sr. Toxo, he de reconocer que es una verdad como un templo.   Y que están plenamente a favor del diálogo social, también.   Solo una cuestión esencial.   En ese diálogo CCOO parte desde la debilidad, no es un contrapoder alguno puesto que no usa la posibilidad de la actividad sindical legal – léase huelga general, por ejemplo- como elemento preventivo ante una manifiesta intención del Gobierno de la derecha  de recortar nuestros derechos de todo tipo. Yo he participado en todas las huelgas generales realizadas sin que posteriormente los sindicatos convocantes hayan hecho valer la fuerza de la calle ante el Gobierno.   Sin esas posteriores consecuencias de correlación de fuerza, una huelga general sirve, si acaso, como una explosión colectiva de rabia que se queda solo en eso.   Y, hasta puede servir, paradójicamente, para “desmovilizar” frustrando aún más a la clase trabajadora.  Un trabajo sucio.   Sin la capacidad y me temo, por las experiencias vividas, sin intención alguna de forzar al Gobierno a negociar de verdad demostrando que detrás se tiene a la clase trabajadora de este país,  cualquier “diálogo social” se convierte en una farsa en la que se da aquiescencia a lo que el Gobierno haga, con la excusa de que se han evitado males mayores.

Efectivamente Comisiones Obreras ha participado en todos los acuerdos negociados hasta la fecha (1996, 2001, 2006) pero me da terror que esa participación sea del tipo del último acuerdo trasladado al B.O.E. con la Ley 27/2011 en el cual, entre otras medidas restrictivas, se aumenta la edad de jubilación y se incrementa el periodo del cálculo de la futura pensión.   En realidad se legisla una disminución real, objetiva y objetivable de la pensión que los trabajadores van a percibir. ¡ Y ello, con el consentimiento y acuerdo de Comisiones Obreras ¡

Para llegar a acuerdos como este Sr. Toxo no se necesita el diálogo social, para claudicar ante los intereses financieros y empresariales defendidos eficazmente por el Gobierno del Sr. Rajoy y otros anteriores, mejor no dialogar nada.    Que hagan lo que se propongan pero que, al menos, no cuenten con el aval de Comisiones Obreras.

7.-  Finalmente, algunas consideraciones sobre lo sucedido y posibilidades de enmendar la plana.  Desde que el antiguo Secretario General Antonio Gutierrez Vergara –luego diputado silente del Partido Socialista- se encargara de laminar al marxismo en Comisiones Obreras y purgar a muchos de sus miembros, hasta llegar a su sucesión por Jose María Fidalgo,( es interesante seguir la evolución de este señor, para entender algunas cuestiones sindicales, pues se reconvierte el orador de la FAES, en tertuliano de la derecha mediática y realiza escarceos políticos tanto como con UPyD como con el PP.   Extraño Secretario General de un sindicato, obrero, claro.)  el cual se encargó de culminar ese trabajo derechizando aún más al Sindicato y atándolo a las subvenciones y a la no movilización ni participación activa de sus miembros en el mismo.  

Y en esto estamos.   Con una afiliación absolutamente desconcertada con lo que hace la cúpula orgánica que dirige al Sindicato y que, en mi opinión, no le están representando en absoluto.   Comisiones Obreras, un sindicato clave del movimiento obrero desde su creación y sobre todo en la llamada “Transición” no se merece terminar –mientras que desde su interior no haya una rebelión militante que lo lleve de vuelta a sus orígenes reivindicativos- como un elemento social de primer orden colaboracionista con los llamados neoliberales:  o sea con el capital, con su adversario natural.

Por tanto y a tenor de lo sucedido, como trabajador al que le va a afectar las decisiones que en mi nombre y sin mi consentimiento tome Comisiones Obreras, le pido que consulte a la clase que dicen representar antes de votar a favor del Gobierno del PP, de negociar con este y, sobre todo, de avalar con su firma las políticas de empobrecimiento personal, colectivo y de recortes de derechos que realiza el mismo sobre la clase trabajadora.

Consecuentemente con todo lo expresado le ruego que no queden impunes, dentro de la organización, las responsabilidades que considero son, en última instancia del Secretario General de Comisiones Obreras, de la cúpula orgánica que le sostiene y, por supuesto, del susodicho Coordinador del Gabinete Económico del Sindicato.

Un error de tal calibre exige correcciones decididas.   Como es natural no le pido que se autoinmole.  Sino que salve a Comisiones Obreras y, de paso, a los miles de afiliados honrados, luchadores y honestos que militan en la misma.   Aunque igual para hacer lo segundo es necesario realizar lo primero.

Con mis saludos atentos.

Sevilla, 15 de Junio de 2.013

Manuel Cabello Sánchez de Miranda

Funcionario de la Tesorería General de la Seguridad Social en Sevilla

Tags:

Deja un comentario