No Hay Derecho CGT-CAT

Por la negociación de un protocolo para la regulación de las comisiones de servicio

MADRID INSScartel

CGT-CAT exige que la concesión de comisiones de servicio se regule con criterios de transparencia e igualdad de trato. En la TGSS de Sevilla se ha firmado un protocolo entre la DP y los sindicatos para la cobertura de puestos que puede servir de modelo para una regulación en Madrid

La regulación de las comisiones de servicio es una reivindicación histórica de CGT-CAT. En ocasiones anteriores ya hemos denunciado que esta fórmula de cobertura de puestos se está utilizando de manera torticera, saltando por encima de la legalidad vigente, para dar los puestos que se quedan vacantes con mayor nivel a determinadas personas sin ningún criterio objetivo y sin ninguna transparencia, sin respetar los mecanismos legalmente establecidos como son los concursos. Siempre hemos exigido que la excepcionalidad que por naturaleza define a las comisiones de servicio se acerque, lo más posible, a los principios generales que deben predominar a la hora de acceder a un puesto en la Administración Pública que deben ser igualdad, mérito, capacidad, transparencia y publicidad. Hace un año hicimos una campaña de denuncia y de recogida de firmas entre el colectivo que fue secundada por cientos de firmas de compañeras y compañeros.

Cuando denunciamos que la adjudicación cada día de más puestos mediante comisiones de servicio “digitales” (según el diccionario RAE, perteneciente o relativo a los dedos o en román paladino, a dedo) no sólo afirmamos que se están vulnerando los derechos del colectivo a la promoción personal, también se está vulnerando la legislación en vigor ya que según el RD 364/1995 (Reglamento General de Ingreso del Personal al Servicio de la Administración General del Estado y de Provisión de puestos de trabajo y Promoción Profesional de los Funcionarios Civiles de la Administración General del Estado) regula en su art. 64 las comisiones de servicio de la siguiente manera: “Cuando un puesto de trabajo quede vacante podrá ser cubierto, en caso de urgente e inaplazable necesidad, en comisión de servicios de carácter voluntario, con un funcionario que reúna los requisitos establecidos para su desempeño en la relación de puestos de trabajo”. Más adelante se regula la duración de las comisiones de servicio por un año prorrogable por otro más. Sin embargo, en la práctica,  estas plazas se dan sin ningún control directamente por la Dirección, muchas veces sólo con una llamada de teléfono a la persona agraciada que se acuesta un día con nivel 15 o 17 y se levanta al día siguiente, gracias al dedazo, con nivel 20 o 22. Ni se justifica la urgencia, ni se acreditan los requisitos, ni se fija la duración. Y lo más grave, este puesto obtenido a dedo al final es un mérito específico de cara al siguiente concurso que consolida esta situación.

Esto supone que el clima laboral se deteriore y se genere malestar y frustración entre quienes ven que la capacidad y el mérito ya no sirven a la hora de lograr una mejora en su carrera administrativa y sale más rentable el “pasilleo” y tener buenos contactos. Porque tampoco nos vale que la Dirección se convierta en juez y parte y decida quién es la persona más idónea para ocupar un puesto. No dudamos de que la Dirección, en su infinita sabiduría, sea capaz de discernir cual es la persona más idónea para un puesto sin necesidad de ningún sistema de valoración objetivo, pero CGT-CAT y los demás mortales creemos que esta idoneidad debe ser  regulada mediante un sistema público y transparente que permita a todas las personas interesadas poder optar a un puesto determinado. Si la idoneidad es única y exclusivamente la opinión de la jefatura de turno y, sobre todo, la adhesión incondicional a quien la ha concedido es un sistema que genera discriminación, malestar y frustración.

Sin embargo en otros lugares si se ha regulado de manera positiva esta cuestión, alcanzando un acuerdo entre la Administración y las organizaciones sindicales que conjuga la necesidad de la administración de cubrir un puesto con urgencia con los derechos del colectivo a poder optar a esos puestos. En concreto en la Dirección Provincial de la TGSS de Sevilla se ha alcanzado un Protocolo de cobertura de puestos de trabajo vacantes mediante comisión de servicio (pincha el vínculo para leer) firmado entre la DP y las organizaciones sindicales (CGT, CCOO, CSIF y USO) que fija unas bases para participar, una comisión de valoración y un baremo de méritos. Es decir, un sistema similar al de cobertura de puestos por concurso pero que funciona de manera más rápida y ágil teniendo en cuanta la urgencia de esta fórmula. Luego posibilidades existen, lo que no hay es voluntad de regularlo. En este sentido, desde CGT-CAT planteamos al resto de sindicatos de la Junta de Personal la necesidad de actuar unitariamente para lograr que esto se regule definitivamente para acabar con la arbitrariedad e instar al Dirección (tanto a la Provincial como a los SSCC) a negociar una solución tomando como base el  Protocolo alcanzado en Sevilla.

Creemos que esto beneficia toda la plantilla desde el momento que tenemos garantías para optar a un puesto determinado, acaba con la discriminación y fija unos criterios objetivos y cuantificables sobre la idoneidad que va más allá de la opinión, subjetiva por definición, de la jefatura de turno.

 Contra la arbitrariedad en la provisión de puestos

Regulación, transparencia e igualdad de trato

Deja un comentario